Actualmente no hay vacuna para prevenir la enfermedad por coronavirus de 2019 (COVID-19). La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar exponerse al virus (y evitar exponer a otras personas). A continuación, le indicamos cómo hacerlo:

Practicar el distanciamiento social

Si está rodeado de otras personas, mantenga una distancia de 6 pies cuando sea posible. Evite los abrazos, dar la mano, las reuniones grandes y los ambientes cerrados.

¿Por qué? Se cree que el virus se propaga principalmente de persona a persona. Cuando alguien tose o estornuda, esparce pequeñas gotas de líquido de la nariz o la boca, que contienen el virus. Si usted está muy cerca, puede inhalar esas gotas, incluido el coronavirus, si la persona que tose tiene la enfermedad.

 

Cubra su rostro con un paño de tela en público

Cubra su rostro con un paño de tela en público

Cúbrase la boca y la nariz con un paño de tela para el rostro cuando esté alrededor de otras personas y en público, como en el supermercado.

NO use una mascarilla destinada para un trabajador de atención médica. No le cubra el rostro con un paño de tela a los niños menores de 2 años, personas que tengan problemas para respirar ni personas que no puedan quitarse la mascarilla sin ayuda.

¿Por qué? Podría transmitir el COVID-19 a otras personas, aunque no se sienta enfermo. El paño de tela para el rostro está diseñado para proteger a otras personas en caso de que usted esté infectado.

 

Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca

¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden levantar los virus. Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, nariz o boca.

 

Cubrirse al toser y estornudar

Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo cuando tosa o estornude o use la parte interna del codo. Tire los pañuelos usados a la basura.

¿Por qué? Las gotas propagan el virus. Manteniendo una buena higiene respiratoria, protege a las personas que lo rodean de los virus, como el resfrío, la gripe y COVID-19.

 

Limpiar y desinfectar las superficies de “alto contacto”

Limpie Y desinfecte con frecuencia las superficies de contacto diario, es decir, mesas, perillas de las puertas, llaves de luz, encimeras, manijas, escritorios, teléfonos, teclados, inodoros, grifos y fregaderos.

Si las superficies están sucias, primero límpielas con detergente o agua y jabón y después desinféctelas. La mayoría de los desinfectantes domésticos más frecuentes registrados en EPA, soluciones de blanqueador domésticas diluidas y soluciones de alcohol con al menos un 70% de alcohol sirven. Consulte cómo fabricar una solución de blanqueador si los desinfectantes no están disponibles.

 

Leave a Comment